¿En qué consiste vestir las velas?

Vestir una vela consiste en agregar una sustancia, normalmente aceite o esencia, que enfatiza su efecto mágico en un ritual.

Las propiedades naturales de los aceites esenciales aportan sus principios mágicos sobre la vela. Encontrarás diferentes aceites con los que vestir la vela, en función del ritual que quieras realizar. Cada uno de ellos es específico para el objetivo que quieres conseguir.

Cómo vestir una vela

Para vestir una vela solo tienes que impregnarla con tus manos, con el aceite escogido.

Es recomendable que antes laves la vela para eliminar los restos de suciedad y que el aceite quede mejor adherido. Puedes frotarla con un algodón empapado de agua.

Una vez esté limpia, pon el aceite en tus manos y frota suavemente la vela. Es recomendable empezar desde la base e ir ascendiendo lentamente hacia la mecha. Mientras lo haces, concéntrate y piensa en tu deseo, en el objetivo que quieres alcanzar.

Tienes que visualizar tu propósito.

Una vez esté impregnada completamente del aceite, solo tienes que encenderla y dejar que se consuma totalmente.

Qué tipo de aceite utilizar para vestir una vela

Los aceites más utilizados son los de romero y el de oliva, por las múltiples propiedades mágicas que contienen.

No obstante, cada hierba tiene unas características específicas que se pueden adaptar mejor a tu propósito.

Te dejo una relación de las esencias de hierbas más utilizadas para los rituales con velas, y para qué son más efectivas:

Esencia de laurel

Atrae la buena suerte y ayuda a conceder todo tipo de deseos.

Esencia de jazmín

Además de atraer la buena suerte, también atrae el dinero.

Esencia de pino

Es muy utilizada en rituales de protección. Te servirá para ahuyentar la energía negativa y alejar a las personas que resultan una amenaza para ti.

Esencia de sándalo

El sándalo también tiene un alto valor protector. Además, favorece la concentración y para la recuperación. Por tanto, es muy utilizado para favorecer una pronta recuperación tras una enfermedad, así como para atraer la suerte ante una prueba.

Esencia de azahar

Se utiliza para traer la alegría al hogar. Además, tiene un efecto relajante que te ayudará a eliminar tensiones.

Esencia de romero

El romero tiene innumerables propiedades, entre las que se encuentran las curativas. Te ayudará a renovar tu energía positiva y eliminar la negativa.

Aceite de oliva

Es un potente protector que atrae la alegría y la buena suerte. Se utiliza para aumentar la fortaleza en situaciones difíciles.

Esencia de rosas

Es muy común utilizar el aceite esencial de rosa para purificar y hacer limpiezas energéticas.

Esencia de albahaca

Renueva tu energía y aporta mayor vitalidad. Se utiliza en rituales para mejorar la autoestima y conseguir un equilibrio emocional.

Esencia de canela

Tiene muchos beneficios tanto físicos como espirituales. Se suele utilizar para rituales con los que quieres recuperar tu energía tras una decepción.

Estos son solo algunos de los  aceites esenciales más utilizados para vestir las velas en un ritual. Averigua cuáles son las propiedades mágicas del aceite que necesitas y confía en que tu deseo se convierta en realidad.