Realizar una predicción de futuro siempre es arriesgado. Existen muchos factores influyentes tanto en la pregunta que hace una persona, como en la respuesta que recibe de su tarotista.

Cualquier método de adivinación es una herramienta que se utiliza para interpretar lo que sucederá. Sin embargo, pueden existir diferentes factores que influyan en la interpretación del futuro.

¿Cómo puede cambiar una predicción?

Algo que no se refleja en una tirada de Tarot es el tiempo. Muchas veces me preguntan  si va a suceder algún acontecimiento y quieren saber cuándo se producirá.

Se puede hacer una predicción sobre el acontecimiento en sí, pero no se puede determinar en qué momento ocurrirá.

Del mismo modo, hay cosas que pueden estar determinadas por otra serie de factores. Algunos pueden estar íntimamente relacionados con el consultante, con su estado de ánimo y su subconsciente. A la hora de hacer una consulta hay que ser completamente sinceros. En algunas ocasiones, se puede esconder un dato que resulta determinante para la interpretación de las cartas.

También es posible que las cartas revelen una situación con bastante claridad, mientras que otras puede resultar más confuso. En este caso, a la interpretación del Tarotista hay que sumar la que haga el propio consultante. Cómo lo acople a su vida, a sus circunstancias, a la gente que le rodea.

Puede que una predicción no cambie, sino que lo hagan las circunstancias personales de quien hace la consulta. Por tanto, la interpretación que la Tarotista hizo de las cartas, podría estar condicionada a ese cambio o transformación del individuo.

Una tirada de Tarot también habla de situaciones del pasado, algunas de las cuales determinan nuestro presente. Vamos a poner un ejemplo: tu consulta se centra en los problemas actuales con tu pareja que no auguran un futuro muy prometedor. Las cartas podrían revelar que ciertos sentimientos relacionados con el pasado, pueden estar provocando un mal entendimiento con tu relación presente. Quizás todavía sientes algo por un amor del ayer, quizás te traicionó y te creó una herida que todavía no has curado.

La predicción sería que tu relación actual podría terminar en ruptura. Sin embargo, si consigues solucionar tus temas pendientes, encuentres la solución a tus problemas sentimentales.

En ese caso, conseguirías pasar página y mirar hacia delante. Tu relación actual ya no soporta la pesada carga del ayer y empiezas a disfrutar plenamente de tu amor.

¿Se puede decir que la predicción ha cambiado? Quizás, si tú no hubieras hecho nada por desprenderte de los obstáculos, tu relación habría acabado en fracaso.

La adivinación no es una ciencia exacta y algunas predicciones pueden cambiar. O más que cambiar, puede decirse que se adaptan a las nuevas circunstancias que quizás tú mismo hayas provocado.