La fidelidad es una de las cualidades que más se valora cuando una persona comparte su vida con otra. Aunque es cierto que todos los signos del zodíaco son capaces de ser fieles a su pareja, hay unos que son más proclives a no tener deslices. ¿Quieres saber cuáles son?

Todos los signos fijos, es decir, Tauro, Leo y Escorpio, a excepción de Acuario, son reconocidos por su lealtad, de ahí que podamos confiar en ellos. Ser “fijo” quiere decir que no les gusta cambiar y una vez están enfrascados en una aventura romántica y tienen pareja, son bastante reacios a cambiar a pesar de que la tentación exista. Sin embargo, hay matices. Por ejemplo, Escorpio es un amante fiel y comprometido hasta que se le falla. Si se rompe la confianza, perderá su lealtad para siempre y ya puedes esperar algún tipo de venganza.

Los signos más fieles del zodiaco

Capricornio es conocido por tomarse bastante en serio sus relaciones. Cuando por fin encuentra a esa persona especial que cubre no sólo sus necesidades emocionales sino también sus necesidades prácticas, no se arriesgará en perderlas por un romance o aventura fugaz.

Para Virgo también es bastante importante las cuestiones prácticas en el amor y si está cómodo, será fiel. De hecho no es para nada un signo que se caracterice por sus infidelidades, probablemente porque, al ser un adicto al trabajo por naturaleza, simplemente no tiene tiempo.

Las probabilidades de que Cáncer sea infiel son escasas. Y es que el nativo de este signo, desde joven buscará su seguridad emocional y material en los demás. Así que cuando logra encontrar a una persona que colma sus expectativas, echará raíces para siempre a su lado.

Los signos más infieles del zodíaco

Los signos más probables de dejarse llevar por una aventura amorosa son aquellos para los que la libertad es más importante que el compromiso. Aries, por ejemplo, es muy independiente y puede tener problemas a la hora de contener su líbido. Además no baraja la posibilidad de tirar por tierra varios años en pareja porque tiene tendencia a pensar de manera un poco egoísta. Lo mismo ocurre con Géminis y su signo opuesto, Sagitario. A ambos les gusta coquetear con los demás, necesitan espacio en sus relaciones y no soportan sentirse atados.

Acuario también se englobaría en el mismo grupo. Como es el signo regido por Urano, el planeta de la experimentación, puede abrirse a menudo a nuevas experiencias si hace suya la máxima de “todo vale”.

Con estos signos lo mejor es actuar de la manera contraria a lo que se podría pensar. En vez de atarlos y controlarlos, lo mejor es darles rienda suelta para que puedan entrar y salir cuando quieran. De esta forma, podrán disfrutar de esa libertad que necesitan y no se les pasará por la cabeza lanzar una canita al aire.

Libra, por su parte, es el signo del amor verdadero si tenemos en cuenta que tiene a Venus como planeta regente. Les gusta la vida en pareja y las relaciones estables en donde los dos den por igual, pero el problema de este signo es que siempre duda y nunca tiene del todo claro qué quiere. Además tiene un talento especial para atraer a las personas. De ahí que en ocasiones se haya ganado, posiblemente de manera injusta, el título de infiel.

Y finalmente llegamos a Piscis, el signo más escurridizo y volátil del zodíaco. El nativo de este signo tiene serios problemas para afianzar una relación porque pasa de un extremo a otro: ahora la quiero, ahora no la quiero. Así que nunca se puede poner las manos en el fuego por este signo. Además tienen una imaginación tan desbordante que puede ser experto en mentir cuando comete alguna infidelidad.