Que las relaciones humanas son complejas, lo sabemos todos. Y cuando hablamos de parejas, aún más. La carta astral nos puede ayudar a saber cuál es el grado de afinidad que podemos tener con una determinada persona, es decir, hasta qué punto ese feeling o química que puede surgir al principio por una simple atracción física va más allá, es real o está predestinado al más absoluto de los fracasos. La sinastría de pareja es el concepto que en astrología permite saber el grado de compatibilidad con una persona, pero, ¿cómo podemos verlo a través de una carta astral?

Las casas astrológicas

Una primera aproximación nos la pueden dar las casas astrológicas. De las diez que existen, hay tres que arrojan interesantes pistas sobre si vamos bien o mal encaminados. La primera es la Casa V que se relaciona con la vida amorosa y, en definitiva, con todo aquello que nos provoca placer. Aquí podemos ver cuál es el signo que nos puede aparecer más atractivo a simple vista, aquel que puede provocarnos mariposas en el estómago nada más verlo.

A continuación, encontramos la Casa VII que está relacionada con las sociedades y el matrimonio. En esta casa se nos muestra el signo de la persona que deberíamos tener presente si queremos entablar una relación de pareja a largo plazo y estable. El problema es que no siempre se corresponde con el signo que nos parece más atractivo.

Por último, hay que fijarse también en la Casa VIII, la del sexo, ya que podremos conocer cuál es el signo de la persona que nos va hacer plenamente felices en materia sexual, aquella que convertirá nuestras noches en un arrebato de pasión.

Elementos regentes

Para conocer si somos compatibles también tenemos que tener en cuenta como pueden interactuar los campos energéticos de las dos personas. Ante dos cartas astrales, podemos verlo en los elementos (Fuego, Tierra, Aire y Fuego) que les rige a cada uno y de qué manera se complementan, interfieren o equilibran. Por ejemplo, si estamos ante dos personas de Agua lo más normal es que sean bastante emocionales, algo que puedes evadirlos excesivamente de la realidad y dejar a un lado el aspecto práctico y cotidiano. Lo mismo puede ocurrir con dos personas de Fuego ya que seguramente gozarán de gran energía, impulso y creatividad, pero no sabrán concretarla o direccionarla correctamente.

Aspectos y tránsitos

Otros temas que hay que analizar en las cartas astrológicas de dos personas para conocer su grado de compatibilidad es conocer los aspectos y tránsitos de los planetas. Por ejemplo, la oposición Venus-Venus suele ser bastante atractiva, pero normalmente se corresponde con relaciones cortas. Una oposición Marte-Marte aportará un vida sexual muy activo, pero resultará complicada para la convivencia diario, lo mismo ocurre con una cuadratura Mercurio-Mercurio porque las formas de pensar suelen diferir bastante.